Descubre todo lo que Facebook sabe de ti

En la actualidad es muy importante que prestemos atención a nuestra privacidad, ya que cada vez son más los elementos de nuestro entorno que obtienen información y datos precisos sobre nosotros. De esta manera, hemos preparado un sencillo tutorial a través del cual vas a aprender mejor todo lo que Facebook sabe de ti, además de que por supuesto te ayudaremos a limitar toda esta información para evitar que caiga en manos de terceros.

Descubre todo lo que Facebook sabe de ti

Todo lo que Facebook sabe de ti

Desde el mismo instante en el que aceptamos los términos y condiciones de uso de Facebook, estamos autorizando a la red social a recopilar información relacionada con nosotros.

Sin embargo, esto va mucho más allá, ya que incluso sin tener cuenta en la popular red social, seguiremos siendo objetivos de ella, hasta el punto que básicamente utilizar Internet es un riesgo para que nuestros datos acaben en manos de terceras personas.

Recuerda que a día de hoy tenemos muchos servicios gratuitos, lo que demuestra la máxima de “Si es gratis, tú eres el producto”, es decir, se trata de negocios que no hacen lo que hacen por amor al arte, sino que te ofrecen servicios gratuitos porque obtienen dinero de ti incluso aunque no lo sepas.

Qué sabe Facebook de ti por los datos que le facilitas

Es importante entender que la mayor parte de la información que obtiene Facebook sobre nosotros la consigue sin mayor esfuerzo, ya que la facilitamos a menudo sin darnos cuenta de que lo estamos haciendo.

Vivimos en una sociedad en la que hemos dejado de valorar nuestra privacidad, de manera que son cada vez más las empresas que están aprovechándose de esto para hacer dinero con nuestra información.

Ya hemos conocido escándalos previos como fue el caso de Cambridge Analytica, pero esto no ha hecho que las cosas cambien realmente, sobre todo porque la gente sigue permitiendo este abuso, ya que no es consciente de lo serio y peligroso que puede llegar a ser.

En cuanto a la información que va a obtener Facebook acerca de nosotros y que facilitamos de forma voluntaria, podemos destacar:

  • Cómo eres tú físicamente.
  • Cómo son físicamente tus amigos.
  • Cómo son físicamente tus familiares.
  • Quiénes son miembros de tu familia.
  • Quiénes son tus amigos.
  • Con quién te llevas mejor y con quien te llevas peor.
  • Personas con las que mantienes una relación más estrecha.
  • Qué tipo de personas te caen bien y cuáles te caen mal.
  • Dónde vives.
  • Dónde has nacido.
  • Si crees en alguna religión.
  • Tus creencias políticas e ideología.
  • Cuál es tu idioma nativo y si conoces otros diferentes.
  • Si eres heterosexual u homosexual.
  • Dónde trabajas.
  • Dónde has trabajado.
  • Dónde quieres trabajar.
  • Qué estudios tienes.
  • Qué estudios estás realizando.
  • Cuáles son tus aptitudes.
  • Cuáles son tus habilidades profesionales.
  • Si tienes o no pareja, si estás casado, viviendo con pareja de hecho, etc.
  • Tus motes o nombres con los que te suelen conocer.
  • Los momentos más importantes de tu vida.
  • Si viajas con frecuencia y a qué destinos.
  • Si te has mudado.
  • Si tienes hijos.
  • Si las personas de tu entorno tienen hijos.
  • Si has cambiado de trabajo o de estudios.

Esto es sólo parte de la información que Facebook obtiene de ti de forma voluntaria, es decir, se la facilitas tú mismo y es posible que sin darte cuenta.

Otros datos que conoce a través del seguimiento de tu actividad

Pero recuerda que la lista anterior se puede ampliar mucho más, ya que no sólo nosotros, sino también nuestros amigos o personas a las que conocemos, van añadiendo información que se va relacionando con nuestra persona de manera directa.

Esto lo consigue a través de los grupos y de las interconexiones que se van estableciendo en base a las cuentas que vamos siguiendo y que nos siguen.

Por ejemplo, es habitual que ocurra que, incluso aunque no tengamos cuenta en la red social, alguien suba una foto en la que aparecemos nosotros, y para informar a otros usuarios, introduzca nuestro nombre o aporte datos privados.

También es habitual que algunas personas den acceso a la red social a su cuenta de correo electrónico o a su teléfono, en cuyo caso autoriza que la red social tenga acceso a sus contactos, donde es posible que estemos nosotros y aparezca información relevante como nuestra dirección, número de teléfono, etcétera.

Pues bien, esto es una clara muestra de que las grandes empresas pueden obtener información sobre nosotros incluso aunque ni tan siquiera naveguemos por Internet.

Gracias a ello es muy fácil organizar a los usuarios por familias y grupos (estén o no en la red social), y todo ello con información que estamos facilitando nosotros mismos y las personas con las que compartimos la red social.

Por otra parte, Facebook no se queda aquí, sino que va a buscar obtener más información todavía, y en este sentido podemos destacar aquella que no facilitamos nosotros de forma directa pero que la plataforma puede obtener fácilmente:

  • Ubicaciones desde las que te conectas.
  • Direcciones IP.
  • Lugares por los que te mueves o desplazas regularmente.
  • Ubicación GPS de tu localización en tiempo real.
  • Marca y modelo de tu teléfono inteligente, tableta e incluso ordenador.
  • Tipo de cámara que utilizas.

Cómo gestionar los datos a los que accede Facebook

Como podemos observar, son muchos los datos que Facebook obtiene de nosotros tanto voluntaria como involuntariamente.

El problema está en que no vamos a poder gestionarlos absolutamente todos, ya que os comentamos que, incluso sin tener cuenta en la red social, la empresa tiene información relacionada con nosotros que obtiene a través de otros medios.

De cualquier manera, las leyes obligan a Facebook a facilitar un sistema a través del cual podamos conocer y gestionar aquellos datos a los que ha accedido, los cuales muestra de forma parcial, eso debéis tenerlo seguro, pero al menos podemos hacer algo más que dejar de facilitar esta información, que es eliminar aquella a la que ya ha accedido y evitar que siga recopilando al menos en parte.

Recuerda que esto no va a implicar que realmente la empresa lo elimine, pero es un primer paso para intentar sanear un poco más nuestra imagen en Internet.

Os vamos a indicar una serie de configuraciones que debéis realizar para reducir esta información al mínimo posible.

Para ello tenemos que iniciar sesión en Facebook, y a continuación hacemos clic en la pestaña superior de la derecha para acceder al apartado “Configuración”.

Una vez dentro vamos a realizar los siguientes cambios:

Impide que Facebook conozca tu ubicación

Descubre todo lo que Facebook sabe de ti

  • Hacemos clic en “Ubicación” en la parte izquierda.
  • Nos aparecerá a la derecha el apartado donde podemos hacer clic en “Ver historial de ubicaciones” para saber qué es lo que sabe Facebook de nosotros.
  • Para que no vuelva a obtener información de este tipo, haremos clic en el botón “Editar” y en la lista desplegable seleccionamos la opción “Desactivado”.

Conoce las aplicaciones que tienen acceso a tu perfil de Facebook

Descubre todo lo que Facebook sabe de ti

  • Hacemos clic en “Aplicaciones y sitios web” en la parte izquierda.
  • En la nueva ventana veremos tres apartados en la parte superior. La pestaña “Activos” es la más importante, ya que indica las aplicaciones que en estos momentos tienen acceso a nuestra cuenta.
  • Eliminamos todas aquellas que consideremos innecesarias.
  • Ahora bajamos hasta el apartado “Aplicaciones, sitios web y juegos”. Si no queremos que se pueda acceder a este tipo de contenido a través de nuestra cuenta de Facebook para evitar la vinculación y la obtención de datos, tenemos que editarlo para desactivar el servicio.

Comprueba la información que tiene Facebook y adminístrala

Descubre todo lo que Facebook sabe de ti

  • Hacemos clic en “Tu información de Facebook” en la parte izquierda.
  • Aquí encontraremos un total de cuatro apartados a través de los cuales vamos a poder ver la información y realizar una completa administración de la misma.
  • Os recomendamos que vayáis accediendo a todos ellos y estudiéis bien todos los datos que podéis administrar desde aquí, para eliminar aquellos que no queráis que sigan presentes en las bases de datos.

Desvincula tu actividad fuera de Facebook

Este es un apartado muy importante ya que es el que te permite impedir que Facebook y otras empresas puedan intercambiar información tuya.

De hecho, cuando accedáis al apartado veréis que hay decenas y decenas de páginas, algunas de las cuales ni recordaréis haberlas visitado, que habrán intercambiado una o más veces información con Facebook, así como la fecha en la que ocurrió esto.

En teoría, el objetivo de esto es enfocar mejor los anuncios y publicidad, pero en realidad esto es una violación directa de tu derecho a la intimidad, por lo que te recomendamos que gestiones este apartado lo antes posible.

  • Hacemos clic en “Tu información de Facebook” en la parte izquierda.
  • En el apartado “Actividad fuera de Facebook” hacemos clic en “Ver” que se encuentra en la parte derecha.
  • En el recuadro de la derecha, hacemos clic en el enlace “Administrar tu actividad fuera de Facebook”.
  • Ahora vamos al nuevo recuadro que nos aparece a la derecha y hacemos clic en “Administrar actividad futura” (es muy importante que accedáis desde aquí, ya que si hacéis clic en “Desvincular historial”, el sistema seguirá intercambiando información ya que lo único que hará será borrar la actividad hasta la fecha, pero no impide que siga habiendo de cara al futuro).
  • Nos aparecerá una ventana emergente donde tendremos que hacer clic en el botón azul “Administrar actividad futura”.
  • En el apartado “Actividad futura fuera de Facebook”, deberemos hacer clic sobre el botón de la derecha que está apuntando a la derecha y será de color azul por defecto.
  • Os aparecerá una nueva ventana donde tenéis que hacer clic en “Desactivar”.
  • Ahora tenéis que confirmar que el botón que antes era azul y apuntaba a la derecha, ahora es gris y apunta a la izquierda, con lo cual ya habréis bloqueado, al menos de forma teórica, el intercambio de información entre estas empresas.

Elimina el resto de información innecesaria

También es muy importante que te asegures de que eliminas de tu perfil de Facebook toda aquella información que consideres que no es imprescindible para tu red social.

En este sentido incluimos desde decir con quién estás casado hasta por supuesto dónde has estudiado, tu edad real, en qué trabajas, cuando fue la última vez que cambiaste de trabajo, si ha nacido un hijo, etcétera.

Todo esto no es relevante para tus contactos al menos en este tipo de red social, sino que es algo que forma parte de tu vida privada, con lo cual es mejor evitar añadirlo de forma pública.

Si conocéis algún truco más para reducir la información que Facebook obtiene del usuario, os animamos a que lo compartáis con nosotros para incorporarlo a este tutorial y así ayudar a todos a que puedan defender su privacidad en la red social.

Como puedes observar, es mucho lo que Facebook sabe de ti, lo que significa que debes ponerte manos a la obra y no sólo empezar a gestionar de forma adecuada toda esta información, sino que también te recomendamos que empieces a valorar el reducir los datos que vas aportando de forma casi inconsciente, ya que sólo así podrás garantizar tu privacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.