Qué es un buscador de Internet y cómo funciona

Es muy importante que a día de hoy sepamos qué es un buscador de Internet, entendamos para qué sirve y por supuesto también conozcamos mejor su funcionamiento, ya que de esta forma podremos sacarle un mayor provecho a la hora de realizar búsquedas y comprender el proceso que se lleva a cabo para que podamos encontrar los mejores resultados con nuestras búsquedas.

Qué es un buscador de Internet y para qué sirve

Un buscador de Internet es básicamente un sistema informático diseñado como motor de búsqueda, ya que su cometido es el de buscar dentro de una base de datos con el objetivo de encontrar aquello que hemos solicitado a través de nuestra búsqueda de la forma más eficiente posible.

Por norma general, lo que haremos será introducir una serie de palabras que son consideradas como palabras clave o keys en función de la importancia que tienen dentro de la búsqueda, de manera que el buscador lo que hace es considerar la combinación de todas ellas para intentar ofrecer el resultado más aproximado.

Además de tener la capacidad de buscar en la base de datos en función de las palabras, también lo puede hacer mediante información en imágenes, vídeos, etc., ofreciendo un sistema muy completo que simplifica al máximo la búsqueda de todo tipo de información.

A través de este artículo vas a poder conocer los buscadores de Internet más populares y utilizados en todo el mundo.

Esto vendría a ser, desde una perspectiva general, lo que es un buscador de Internet, pero vamos a intentar conocer un poco mejor su funcionamiento para comprender la importancia que tiene el elegir de forma adecuada las palabras que utilizamos en nuestras búsquedas.

Cómo funcionan los buscadores de Internet

Seguidamente vamos a proceder a descubrir el modo en que funcionan los buscadores de Internet, desde que se crea contenido en un blog o página web, hasta que realizamos la búsqueda para obtener resultados.

Rastreo de nuevo contenido

El primer paso que tiene que realizar el buscador de Internet es el de encontrar el contenido en la Red.

Cabe partir de la base de que existen decenas de millones de páginas web, blogs, tiendas online, etc. cuyo contenido se va creando y actualizando de forma constante.

Para poder ofrecer de forma eficiente los resultados, el buscador tiene que estar actualizado en todo momento, es decir, de forma periódica tiene que haber realizado un rastreo a lo largo de todo Internet con el objetivo de encontrar nuevo contenido y actualizar aquel que ya existía pero haya sido modificado o haya dejado de existir.

En el caso de Google, lo que utiliza es lo que se denomina como rastreadores web, que básicamente son unos robots virtuales que visitan constantemente las páginas para ver si hay nuevo contenido, comprobar si se ha producido algún cambio o incluso si alguno de los artículos ha desaparecido.

Conforme van obteniendo esta información, automáticamente la llevan a la base de datos que están situadas en los servidores de Google o de cualquier otro buscador de Internet donde la descargan, volviendo de nuevo a seguir su camino investigando otras páginas.

Indexación del contenido apropiado

Una vez que los robots van descargando esta información en el servidor, lo que ocurre ahora es que toda ella se organiza de manera que se va introduciendo en un índice el cual irá dirigido tanto a la página específica como al cómputo completo de la información mostrada a través del buscador.

De esta manera, lo que se consigue es analizar todas las palabras clave o que se consideren importantes dentro del texto, con lo cual se va añadiendo el índice para cada una de ellas de manera que posteriormente se puedan hacer las combinaciones que permitan acertar el máximo en cada una de las búsquedas.

Esto básicamente es lo que se conoce como indexación, es decir, creación del índice.

Qué es un buscador de Internet y cómo funciona

Clasificación del contenido

Ya tenemos un índice con toda la información que nos han traído los robots de Internet, por lo que ahora lo que hay que hacer es clasificar bien el contenido en función de la búsqueda.

Para que entendamos mejor este concepto, básicamente lo que haría ahora el buscador sería dar prioridad a unas páginas sobre otras.

Cuando realizas una búsqueda, te habrás fijado que aparece una página principal y, en la parte de abajo, puedes ir pasando a páginas siguientes para poder acceder a más resultados.

Por norma general, los resultados que aparecen en la primera página suelen ser los que más probabilidades tienen de coincidir con lo que estamos buscando, y de ahí que generalmente no pasemos a una segunda, tercera o posterior página.

Pues bien, para que esto sea así, el navegador tiene que ordenar bien el modo en que te va a mostrar los resultados, lo que significa que en base a la combinación de palabras que utilices para realizar la búsqueda, aparecerán las opciones en base a diferentes criterios como pueden ser:

  • Popularidad y prestigio de la página.
  • Confianza del navegador en dicha página.
  • Máxima coincidencia de palabras clave.
  • Análisis del contenido y las posibles vulneraciones de las políticas del buscador.
  • Regularidad con la que la página se actualiza (a más actualizaciones, una indexación más frecuente).
  • Calidad general del contenido de la página.

En definitiva, el navegador tiene que estudiar la seriedad de la página, la calidad que ofrece, la confianza depositada por parte de los usuarios y por supuesto el contenido, con lo que habrá muchas más posibilidades de que obtengas los primeros resultados con información valiosa y veraz.

Esto lo realiza a través de una serie de algoritmos que son los que tienen la capacidad de tomar decisiones en base a distintos parámetros que son analizados en todas y cada una de las páginas.

De hecho, seguramente sabréis que Internet es mucho más grande que lo que podemos encontrar a través de cualquier buscador como pueden ser Google, Bing, Yahoo! o similares.

Sin embargo, todos ellos están centrados en ofrecer resultados dentro de un campo de seguridad y protección para el usuario, evitando aquellas páginas que pueden presentar un funcionamiento que las haga sospechosas, o por supuesto las que no cumplan con las leyes, requisitos, etc. que son de exigencia dentro de cada país para evitar el acceso a ellas.

Cabe destacar que también hay otros buscadores de Internet que no tienen este tipo de limitaciones como es el caso del que viene incorporado con el navegador Tor, los cuales nos permiten acceder a cualquier rincón de Internet, pero cuidado, ya que esto quiere decir que nos podemos encontrar no sólo con páginas que contagien virus fácilmente a nuestros equipos, nos roben información, estafen, etc., sino que además también podemos llegar a encontrar fácilmente contenido muy desagradable e incluso peligroso para nosotros o las personas que estén en nuestro entorno.

Realización de la búsqueda por parte del usuario

Aquí es donde entramos nosotros, es decir, el usuario, de manera que tenemos un espacio a través del cual vamos a introducir una serie de palabras clave centradas en nuestra búsqueda.

De esta manera, no nos va a ofrecer los mismos resultados si buscamos por ejemplo “Gato” que si escribimos “Alimento para gatos”.

En el primer caso se centrará en textos en los que destaca que la palabra “gato”, mientras que en el segundo, buscará que exista la combinación “alimento + gatos”.

De hecho, cuántas más palabras introduzcamos, realizará una búsqueda más exhaustiva, de manera que siempre se buscará que exista esa combinación siempre y cuando se pueda comprobar la buena reputación de la página, y en el caso de que no entren todas las palabras clave, lo que hará será simplificar la búsqueda para ofrecer resultados que considere que son de calidad y que aportan beneficio al usuario.

Ahora que ya sabes qué es un buscador de Internet, cómo funciona y para qué sirve exactamente, esperamos que puedas comprender mejor el proceso y, de este modo, realices búsquedas más optimizadas y obtengas los mejores resultados a través de ellas.

Un comentario sobre «Qué es un buscador de Internet y cómo funciona»

  1. Los buscadores de Internet funcionan robando nuestra información para convertirnos en esclavos de los que ostentan el poder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.