Microsoft reconoce que espía a través de Cortana y de Skype

Microsoft reconoce que espía a través de Cortana y de Skype

Está claro que, viviendo en la era de la información, es inevitable que tengamos que estar esquivando numerosos intentos de violar nuestra intimidad para obtener datos que, posteriormente, tienen un importante valor. En esto, los gigantes de Internet están ya muy versados, y es que el último en pronunciarse a este respecto ha sido Microsoft, el cual reconoce que escucha las conversaciones de los usuarios a través de las herramientas Cortana y Skype.

Microsoft reconoce que espía a través de Cortana y de Skype

Microsoft admite que escucha las conversaciones de los usuarios

Microsoft ha reconocido que las conversaciones de sus usuarios a través de herramientas como el traductor de Skype o Cortana, son escuchadas por trabajadores de la empresa, los cuales se encargan de transcribir parte de los comandos de voz.

Es decir, cuando estamos utilizando el traductor de Skype, o directamente cuando le damos órdenes a Cortana, al otro lado hay una persona que nos está escuchando, de manera que no sólo es consciente de todas nuestras conversaciones personales, sino que, además, también las transcribe y, por tanto, quedan guardadas en detrimento de nuestra privacidad.

El objetivo de estas escuchas: mejorar el funcionamiento de las herramientas

Según indica Microsoft, estas escuchas tienen el cometido de ayudar a mejorar el funcionamiento de todos estos servicios.

El cometido de la persona que hay al otro lado sería el de ir realizando las transcripciones para perfeccionar desde la capacidad para entender los comandos, hasta la fluidez de la respuesta de todas estas herramientas.

Principalmente, esta información se utilizaría para:

  • Mejorar los servicios de voz, destacando la búsqueda.
  • Perfilar y adaptar los comandos de voz.
  • Mejorar el dictado.
  • Obtener mejores traducciones.

Microsoft avisa de estas escuchas, pero a medias

Cabe destacar que Microsoft deja claro que, a través de sus políticas de uso, informa a los usuarios de esto, de manera que se defiende diciendo que en todo momento es transparente y que también obtiene el permiso de los usuarios antes de obtener estos datos.

Sin embargo, tras revisar estas políticas, hemos observado que, si bien es cierto que se avisa acerca de la obtención de parte de la información que trasladamos a través de estos sistemas, en ningún caso indica que todos estos datos son revisados por empleados humanos.

Para defenderse en este sentido, el gigante ha indicado que aplica una serie de procedimientos de seguridad a través de los cuales se respetar la privacidad, ya que en ningún momento, el trabajador que se encuentra al otro lado y que nos está escuchando, conoce nuestros datos, además de que está prohibido que toda esta información se difunda a terceros.

Antecedentes relacionados con la pérdida de privacidad por el uso de servicios online

Lo cierto es que este problema no es nada nuevo, y es que los pasados meses hemos tenido la misma noticia de otros dos gigantes como son Apple con su herramienta Siri, o Google con su herramienta Alexa.

Ambas, finalmente tomaron la determinación de paralizar el programa de control de calidad, ya que en este caso, la situación incluso era de mayor gravedad, puesto que los trabajadores humanos no sólo escuchaban las conversaciones, sino que además, también conocían los datos relacionados con las personas a las que estaban escuchando, incluyendo su localización a través de un mapa, lo cual evidentemente violaba en todos los sentidos la privacidad de los usuarios.

Aunque en el caso de Microsoft, parece que el proceso es más controlado y se respeta más la privacidad, de igual manera nos encontramos ante una situación que preocupa a los usuarios puesto que, cada vez más, nos vemos en un Gran Hermano en el que se mercadea de forma gratuita con nuestras vidas privadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.