192.168.1.254

192.168.1.254

La dirección IP 192.168.1.254 es la que nos permite entrar a la configuración de nuestro router, aunque cabe destacar que no funciona con absolutamente todos, sino que nos será de utilidad por ejemplo para los router Infinitum y los router Thomson entre muchos otros.

192.168.1.254

Cómo utilizar la IP 192.168.1.254

Pero muchos de vosotros os estaréis planteando, ¿Cómo utilizo la IP 192.168.1.254?, pues muy sencillo. Lo único que tenemos que hacer es abrir nuestro navegador, cualquiera de los que estemos utilizando (esto no va a influir a la hora de acceder al panel de control del router), y seguidamente introducimos el número “192.168.1.254” en la barra de búsqueda.

En apenas unos segundos nos aparecerá una ventana donde observaréis que aparece un apartado donde introducir los datos de acceso al router.

Introducir los datos de acceso al router

En la mayor parte de los casos, tanto el usuario como la contraseña serán predefinidos de antemano, lo que significa que, cuando recibimos por primera vez nuestro nuevo router, ya contará con estos datos por defecto.

Si no los conocemos, podemos contactar con la empresa fabricante del router o con la compañía telefónica, pero en cualquier caso, antes probaremos con las distintas contraseñas más frecuentes y sobre todo miraremos la parte inferior del aparato, ya que por norma general vendrá anotada la contraseña por defecto.

En el caso de que la hubiésemos cambiado anteriormente y ya no la recordemos, la única forma de volver a acceder al panel de configuración del router es reseteando el dispositivo.

192.168.1.254

Esto lo haremos introduciendo una chincheta o algún cacharro finito en el agujero del router utilizado para realizar el reseteo. Esperamos unos segundos y ya lo tendremos restaurado de fábrica con la contraseña que vino en origen.

Qué puedo modificar en el panel de control del router

Hay muchas modificaciones que podemos realizar a través de este panel, aunque como siempre os recomendamos, hay que procurar no meter las manos en los apartados que desconozcamos, ya que podemos estropear alguna cosa que después nos puede costar bastante trabajo arreglar.

No obstante, sí hay determinados detalles que se pueden cambiar como por ejemplo la contraseña de acceso al router.

Debemos recordar que esta contraseña es la única barrera que nos permite impedir el acceso de terceras personas a nuestra Red, y es por ello que debemos estar convencidos de que es segura y no puede ser fácilmente adivinada.

Esta es una de las primeras acciones que os recomendamos realizar, y también puede ser interesante echar un vistazo al resto de opciones para ir familiarizándonos poco a poco.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.